Los reportajes de postboda son aquellos que se llevan a cabo una vez celebrada la boda, justo en los mejores momentos de la pareja, donde ambos ya os habéis recuperado de todo el estrés de la boda.

Las ventajas de la postboda son numerosas, por eso, en este post, vamos a explicar algunas de ellas con el fin de recomendar una de las sesiones de fotos más especiales.

De esta forma, serán 4 las ventajas de la postboda claves para que os decidáis a hacer esta sesión fotográfica tan única y especial.

fotógrafo de bodas en vigo

1. Es un reportaje divertido y sin presiones

El hecho de realizar un reportaje después de la boda hace que todas las presiones y las prisas que se acumulan el día de la boda desaparezcan.

El día de la boda es inevitable estar pensando en los tiempos y en estar lo máximo posible con vuestros invitados. Hay muchas cosas que la wedding planner ha planificado y, la realidad, es que al llegar el momento de la sesión de fotos, se os nota agobiados. En un reportaje de postboda, ¡no ocurrirá nada de eso!

Estaremos solos, vosotros y yo seremos los dueños totales del tiempo. Esto hará, además, una sesión mucho más divertida y relajada. Seréis libres de actuar y de posar cómo vosotros queráis. ¡Sin duda un reportaje inolvidable, os lo aseguro!

ventajas de la postboda

2. Existe la posibilidad de una postboda de destino

Una de las ventajas de la postboda es que no existen límites geográficos. Sí, eso significa que podemos viajar a cualquier destino del mundo para realizar una sesión de fotos irrepetible.

Una postboda de destino es una de los motivos por los que el matrimonio decide realizar esta sesión de fotos. Viajaremos a vuestro rincón favorito para pasar unos días únicos. Días llenos de amor, complicidad y fotografías.

El reportaje en un destino es de las ventajas de la postboda más importantes. ¿Hay algo más especial que hacer una escapa a ese lugar que habéis deseado ir desde que os conocisteis y que, además, este viaje sea retratado para siempre?

postboda santorini

 

3. Volveréis a usar vuestros trajes de novios

Ya quedó atrás aquello que se decía de que el vestido y el traje de novia solo se usa una vez en la vida.

Con la sesión de postboda volveréis a enfundaros en esas vestimentas tan especiales, que os hará revivir el día más especial de vuestra vida. Y, además, esta vez, no debéis preocuparos en si se mancha o si se arruga.

Es un reportaje totalmente libre y dinámico. ¡Las preocupaciones no existen! Ya no hay cientos de invitados que puedan veros ni tendréis que estar impecables.

Y, es que, esa es una de las ventajas de la postboda más interesante: podéis hacer lo que queráis. ¡Volveos locos, sin miedo y sin vergüenza!

postboda

4. El tiempo ya no es un límite

Otra de las ventajas de la postboda es que no existe ningún tipo de límite temporal.

En este aspecto, por un lado, podéis elegir la época del año que más os guste. Si habéis celebrado vuestra boda en otoño o en verano, esta sesión postboda puede ser ideal para tener unas fotos más invernarles. ¡Incluso podemos buscar un lugar con nieve! O, al contrario, movernos a lugares más veraniegos. Las fotos en la playa, con el atardecer de fondo, son ideales.

Y, por otro lado, somos los dueños del momento del día a la que haremos la sesión. Las mejores fotografías son aquellas donde hay mejor luz.

Esta es una de las ventajas de la postboda: poder elegir el momento del día y perseguir las mejores horas de luz. ¡Ya no dependemos de la hora de la celebración de la boda!

postboda