Como organizar la boda perfecta en 5 pasos

La organización de tu boda es una de las etapas más bonitas y especiales de tu vida. Sin embargo, no nos vamos a engañar, ¡también es una de las más estresantes!

Es todo un reto conseguir ordenar todas las ideas que te vienen a la cabeza para ese día tan especial y, aún es más difícil, conseguir encajarlo con el presupuesto que tengas. Si unimos todo eso al tiempo que falta para la fecha señalada y a los consejos de todos los familiares y amigos (siempre con buena intención) puedes llegar a tener dolores de cabeza.

Pero, ¡no os preocupéis! Dejad de entrar en el buscador para buscar ese tan famoso “organizar la boda perfecta”. En este post, os voy a detallar una serie de consejos que explicaré en 5 pasos para ayudaros a preparar y organizar tu boda ideal.

Organizar la boda perfecta

Disfrutad del proceso para organizar la boda perfecta

La organización de la boda perfecta suele ser un proceso muy largo y, muchas veces, estresante. No obstante, es fundamental disfrutar del momento o, como se suele decir, carpe diem. 

El camino hasta el día de la boda es demasiado bonito como para perderte los detalles y los acontecimientos junto a tu pareja. 

Es por eso que, aunque haya momentos duros, debéis hacer un esfuerzo y celebrar cada logro, cada reunión superada y cada ensayo terminado con éxito.

Y, no te olvides de que, es un momento único para pasar buen tiempo con tus seres más queridos y para aprovechar todas las oportunidades que se presenten en el camino.

Tomad el control del tiempo

Organizar la boda perfecta lleva su tiempo. Tanto es así, que se recomienda tomarse al menos un año para planificarla. 

Por ello, no hay que tener prisa. Tu pareja y tú debéis tomaros el tiempo que se necesario para elegir todo lo que una boda conlleva. Desde la localización y el menú, hasta las flores y el fotógrafo, entre otros muchos aspectos.

¡No seáis impacientes! La boda llegará y, si vosotros tomáis el control del tiempo, evitaréis entrar en bucles de agobio y estrés.

Organizar la boda perfecta

Delegad responsabilidades: ¡no tenéis que hacerlo todo vosotros!

Cargarse la responsabilidad de tomar todas las decisiones no va a hacer que la organización de la boda perfecta sea mejor. Delegar tareas y responsabilidades a vuestra familia y amigos va a hacer que tu pareja y tú tengáis mucho más tiempo para centraros en otros aspectos y, a la vez, para relajaros en los momentos más estresantes del proceso.

¡Todos tenemos a ese familiar o amigo que es un experto en organizar los eventos y fiestas familiares!

Confiad en esa persona y llamadle. Su ayuda será un alivio para vosotros y aportará ideas frescas para el día de vuestra boda.

Además, puedes contar también con profesionales. Una buena parte de las parejas, hoy en día, contratan una Wedding Planner, que os ayuda a planificar y organizar la boda perfecta, encargándose de buena parte del evento y contactando con los proveedores de confianza más profesionales. Entre ellas, os recomiendo a Ana de Las bodas de Mía o Jessica de Yes My Style, cuyo trabajo es impecable.

Una ayuda extra hará que no tengáis que hacerlo todo vosotros.

Invitad a la gente que realmente queréis que esté

Parece que es un consejo bastante obvio, ¿verdad?

Sin embargo, cuando te sientas con tu pareja para empezar a escribir la lista de invitados para organizar la boda perfecta, ésta crece sin parar, llegando a tener invitados que ni siquiera sabías que podrías tener y que apenas conoces.

Es un hecho muy habitual y no es de sorprenderse. Toda pareja quiere que su boda sea íntima y especial. Que sea un evento único con la gente que más quieres. Pero, no siempre es así.

Siempre pasa de manera similar: tienes varios amigos que quieren traer a sus nuevas parejas, tu abuela espera que invites a aquellos familiares lejanos que no has visto en tu vida… Y, así, un sinfín de cosas y de situaciones.

¡Hay que cortar con eso! Dejad de hacer crecer esa temida lista de invitados. Tu pareja y tú debéis plantearos invitar únicamente a aquella personas que realmente queréis que estén en vuestro día especial. No es fácil, pero es fundamental establecer un filtro y, de ese modo, evitar que aumenten los niveles de estrés.

Recordad que cada boda es única y, ¡qué menos que pasarla con vuestro círculo más íntimo!

Centraros en lo importante

Es muy probable que algo no salga según lo planeado, pero no pasa nada. ¡Qué no cunda el pánico! Respirad profundamente y relajaros.

Habéis decidido pasar toda vuestra vida juntos, os queréis y eso es lo más importante de todo. Los incidentes nos son tan importantes porque, al final, más tarde o más temprano, se solucionarán. Y eso no se os puede olvidar.

¡Confíad en mí y disfrutad, disfrutad mucho!

Ese es el mejor consejo para organizar la boda perfecta.

Organizar la boda perfecta

Deja una respuesta